Posts Tagged ‘wilson hermosa’

Los KjarkasSus manos, talento musical y su habilidad para componer son el gran aporte que Wilson Hermosa ha dejado a la música folclórica nacional y mundial. Nació un 1 de junio de 1943 en Capinota, Cochabamba. En 1965, junto a sus hermanos Castel y Gonzalo, fundó el emblemático grupo Los Kjarkas, que han llevado en alto el nombre de Bolivia por todo el mundo, desde hace cuatro décadas. Wilson, fallecido el martes 12 de febrero en Cochabamba, debido a un derrame cerebral.

Sus cuatro hijos Rosa, Gonzalo, Wilson y Moisés heredaron su talento y gusto por la música.

Después de la fundación de Los Kjarkas se dedicó casi íntegramente a la construcción de instrumentos, su principal creación es el Ronroco, una combinación perfecta entre la guitarra y el charango.

“Ese instrumento se ha difundido tanto en todos los grupos folclóricos. El Ronroco es un charango grande, una combinación de caja acústica, cuerdas y un temple diablo, es muy importante la sección de cada cuerda, de modo que la tensión de éstas es perfecta”, comenta su hermano Castel, quien también construye instrumentos.

En el pequeño taller que acondicionó en su casa se construían todos los instrumentos del grupo Los Kjarkas, con la mejor calidad y de manera artesanal. Estos instrumentos se exportan a países como Japón, Inglaterra, Suecia, Francia, Noriega y países latinoamericanos como Perú. Pero además Wilson fue un incansable defensor de la nacionalidad boliviana del charango. Su gran preocupación por rescatar nuestras tradiciones lo llevaron a emprender proyectos como la serie de discos “Que no muera la tradición”, en la que había varias composiciones de coplas, que él había creado.

“Wilson tenía una gran inventiva para las coplas carnavaleras, no había uno que los supere”, cuenta Castel.

Además, Wilson Hermosa, impuso la wankara que es un bombo que viene del incario, según cuenta su hermano.

Durante la última etapa de su vida se dedicó a acompañar a Los Kjarkas en sus conciertos, junto a siete músicos que se denominan Los Kunturis (Los Cóndores).

Ahora su taller de instrumentos queda en manos de sus hijos Moisés y Wilson, también músicos. “Todos tenemos oído, como quien dice”, comenta Rosa, una de sus hijas, a quien le gusta cantar.

“Era un hombre repartido a todo, a su trabajo, a su familia y a sus amigos, en general era una persona muy alegre y con un gran corazón, estaba chocho con sus cinco nietos”, cuenta Rosa.

El cuerpo de Wilson Hermosa, descansa actualmente junto al de su hermano Ulises, en el cementerio General de nuestra ciudad. Ulises fue otro gran compositor que murió hace más de 15 años, los dos dejaron dos grandes legados, Los Kjarkas, el grupo más exitoso e internacional de Bolivia y una familia talentosa, que deja intacto su ejemplo de seres humanos.

Instrumentos Los Kjarkas

El trabajo artesanal de Wilson Hermosa, se puede apreciar en su página web: www.loskjarkas.com.bo/instrumentos, donde se exponen los instrumentos tocados por Los Kjarkas, construidos por Wilson y ahora por sus hijos.

En la página web se habla de su historia y dice que grupo nació como la posibilidad de hacer un cuarteto que toque música folklórica, principalmente zambas argentinas, para distraerse… por la comida y la bebida. Los Kjarkas de aquella época eran 3 hermanos Hermosa: Wilson, Castel y Gonzalo, y con ellos, Edgar Villarroel (guitarrista y primera voz) y ahora recuerdan que en ese entonces, la música boliviana no tenía cabida; “La gente quería escuchar zambas”. Luego llegaron las peñas y allí comenzó a difundirse con algún énfasis la música boliviana. “Principalmente cuecas, huayños o bailecitos de célebres compositores como Simeón Roncal, Gilberto Rojas o Teófilo Vargas. Tras esa etapa importantísima en la que se sientan los cimientos de la agrupación, 3 de los fundadores dejaron el grupo para dedicarse a sus profesiones.

El trabajo de los músicos y compositores fue arduo y cotidiano; el éxito de sus inspiraciones fue aparejado por las aptitudes en la interpretación de sus instrumentos y al ser consultados a cerca del genero de la música que interpretan ellos señalan que “No son ni flocloristas clásicos ni baladistas comunes y aunque es transparente su compromiso con el cambio social en pro de la justicia para el pueblo, tampoco son cantores de protesta corriente.


Centenares de admiradores acudieron a las honras fúnebres de Wilson Hermosa Gonzáles, fundador de Los Kjarkas, quien falleció el pasado lunes víctima de un derrame cerebral ocurrido hace más de un mes. Los restos del creador del ronrroco fueron sepultados en el Cementerio General, en medio del llanto y dolor de sus familiares y amigos. Las notas de un charango, instrumento que Wilson defendió, acompañaron al cortejo fúnebre que rebasó el espacio del Campo Santo.
Los inconsolables hijos, la madre y los hermanos de Wilson despidieron el féretro cubierto con el poncho blanco que identifica a Los Kjarkas y la gorra que él solía usar.
Gonzalo Hermosa despidió a su hermano con profunda emoción, asegurando que la inmortalidad es posible, cuando el recuerdo de las personas queda en los corazones, por lo que Wilson jamás será olvidado.
Moisés Hermosa, quien trabajaba con su padre en la construcción de instrumentos musicales, se comprometió a terminar el proyecto inconcluso de Wilson que era la creación de un nuevo instrumento de cuerdas, el “rokonko”.

Homenaje póstumo

Como homenaje póstumo a connotada trayectoria artística musical a nivel nacional e internacional como fundador del grupo “Los Kjarkas”, el alcalde de Cochabamba, Gonzalo Terceros, entregó a la familia del ilustre músico Wilson Hermosa Gonzáles la Ordenanza Municipal 3771/2008 como una muestra de respeto y agradecimiento por parte del gobierno municipal de Cochabamba a la contribución al desarrollo social y cultural de Bolivia.
Asimismo, para el sepelio de los restos mortales, mediante la Ordenanza se concedió un “Sitio de Honor” en el Cementerio General.
El Alcalde de Cochabamba destacó el hecho que Wilson Hermosa González, fue un incansable defensor de los orígenes del charango y se dedicó a la construcción de instrumentos folklóricos siendo uno de sus grandes logros la invención del ronrroco, instrumento intermedio entre la guitarra y el charango.

En el homenaje al artista efectuado ayer en instalaciones de la Casa de la Cultura, la presidenta del Concejo Municipal, Tatiana Rojas, agradeció a los familiares de Wilson Hermosa el gesto de haber permitido que sea despedido por sus amigos y la población en general de su otra casa, la Casa de la Cultura.

“Es un momento triste y muy difícil para pronunciar palabras de consuelo ante una gran pérdida. Hoy no sólo la familia Hermosa está de duelo, ya que todos los cochabambinos, toda Bolivia llora y sufre porque nuestro hermano no esté más con nosotros”.
Añadió que Los Kjarkas no sólo son un patrimonio de la familia que lo conforma sino de todos los bolivianos y cochabambinos “que nos hemos apropiado con orgullo de este grupo”.
Rojas se refirió a la personalidad de Wilson Hermosa señalando: “jamás me imaginé que tanto talento y sencillez podría ser representado en un solo ser. Las personas, cuanto más grandes más sencillas son, así era nuestro hermano Wilson, cuya partida es sólo física porque seguirá viviendo en nuestros corazones”.

Tallado

Por su parte, el Oficial Superior de Cultura, Jorge Claros, manifestó que Wilson Hermosa fue uno de los fabricantes de instrumentos que impulsó el tallado de charangos. “Antes no existían charangos tallados, simplemente los charangos eran de quirquincho, esa es una de las cualidades que Wilson ha introducido dentro de lo que es la construcción de instrumentos”. Por otra parte, Claros puntualizó que él inventó el ronrroco.
Además, en el campo de la composición, está el aporte de Wilson a las carnestolendas y taquipayanacus.

Wilson HermosaCon el poncho característico de la agrupación Los Kjarkas, cubriendo el ataúd, llegaron los restos de Wilson Hermosa, ayer en la mañana, al Teatro Adela Zamudio de la Casa de la Cultura, para un homenaje y despedida antes de su entierro, pese a que la familia Hermosa anunció que la procesión partiría del domicilio de Élmer Hermosa. “Les pedimos que lo traigan a la Casa de la Cultura para que la población cochabambina se pueda despedir de Wilson y agradecerle por su ejemplo y gran aporte a la música”, dijo el Oficial Superior de Cultura, Jorge Claros.

La Banda Municipal y una representación de los músicos folclóricos cochabambinos fueron parte del homenaje, quienes despidieron a Wilson Hermosa al son de “Llorando se fue”, una de las composiciones más conocidas del emblemático grupo boliviano.

Como homenaje póstumo a su connotada trayectoria artística musical a nivel nacional e internacional y como uno de los fundadores de Los Kjarkas, la alcaldía entregó a la familia Hermosa, la ordenanza municipal 3771/2008 como una muestra de respeto y agradecimiento a la inminente contribución al desarrollo social y cultural de nuestra nación por parte del artista fallecido el pasado 12 de febrero.

Además la ordenanza concede “Sitio de Honor” en el Cementerio General de la ciudad de Cochabamba, donde quedó descansando al lado de su hermano, Ulises Hermosa.

Avisos
Video
Anuncios
MyspaceFacebook FlickrTechnorati GoogleTwitter YahooYoutube
Raices Milenarias
Archivos